En el Dojo aprendemos todos

Una de las cosas que más me fascina del arte marcial es el ambiente que se forma en el Dojo. Tanto si es una clase aislada, como si es un curso, el ecosistema generado es increíble. X personas concentradas y disfrutando de la pasión que les genera el arte marcial.

Debo reconocer que, en mi experiencia, este hecho me parece un “chute” de adrenalina bestial y difícilmente sustituible por otra actividad. Pero la intención de este artículo no es hablar solo del ambiente generado en el Dojo, sino de una de las consecuencias de ese ecosistema. Me refiero, como induce el título de la entrada, a quienes apredenden en el Dojo.

dojo Continúa leyendo En el Dojo aprendemos todos